Thursday, May 03, 2007

MISERIAS HUMANAS (Y DIVINAS)


Puede que después de todo, esto de los blogs personales funcione un poco en ambas direcciones. A juzgar por lo que encontramos en la mayoría de ellos, todo parece indicar que funcionan como instrumentos de promoción social (cuando no laboral, profesional o directamente sexual). O sea, como una especie de curriculum o tarjeta de presentación en la que uno ofrece lo mejor que tiene para que alguien lo compre, o simplemente para que alguien le recuerde lo cojonudo que es y lo mucho que gusta a otras personas. Aunque todo lo que tenga que ofrecer sean pormenorizados relatos mal escritos sobre cómo ha ido a comprarse ropa al Zara y no tenían la talla 36, o sobre cómo fue ayer a comprar comics a la tienda de turno y luego al cine a ver SPIDERMAN 3. Da igual. De algún modo, nuestras vidas grises y de nulo interés, carentes de cualquier tipo de glamour, reflejan también las del resto de los bloggers que nos las elogian, dándonos palmaditas en la espalda por nuestro interesantísimo post "Estoy de exámenes y vaya agobio que tengo encima", mientras nosotros reconocemos el innegable valor sociológico de sus respectivos posteos sobre, qué sé yo, el último disco que han bajado de Internet, o el gato abandonado que se han encontrado en la calle y se han llevado a casa. Espejo de lo que somos, o más bien de lo que nos gustaría ser, el blog es una especie de narcisista vía de escape destinada a que cada uno de nosotros podamos tener nuestros quince warholianos minutos de fama.

En dirección inversa funcionan los blogs más célebres, los de esa minoría de personas que, ya sea por su condición social, su profesión o su inteligencia emocional, llevan unas vidas mucho más interesantes que las nuestras, repletas de episodios admirables y envidiadas por todo ciudadano de a pie con delirios de grandeza. Escritores de toda condición, jovenes promesas del cine o la música alternativa, políticos, periodistas, líderes de opinión, pintamonas de la tele y el famoseo, y famosos de toda índole que dan a conocer sus intimidades y sus genialidades para que los pringaos anónimos disfrutemos gratuitamente de sus vidas como si de un Truman Show cualquiera se tratara. ¿Para qué les sirven los blogs a este tipo de individuos? Pues para justo lo contrario que al común de los mortales: para recordarnos que también son personas humanas, cercanas al pueblo, con sus miserias y sus neuras particulares. Y a nosotros, pues nos sirven para disfrutar también por pura curiosidad malsana, claro. Porque reconozcámoslo: siempre es más interesante que alguien te cuente de primera mano cómo ha entrevistado a una estrella de la música latina internacional, o cómo ha rodado un plano-secuencia magistral con dos actores famosos, que leer a ese muermo que somos todos narrando sus desgracias porque anoche en el Fever no pilló ni con las farolas, y encima se fundió 20 billetes en combinados inteligentes y cocaína y ahora tiene una resaca que no se puede ni levantar del sofá. Reconozcámoslo: nuestras vidas, por lo general, son totalmente absurdas y no interesan una mierda ni le importan a nadie. Si acaso a nuestros amigos y familiares, pues vale, pero para intercambiar experiencias con ellos no hace falta tener un blog, ni un flog ni nada. En general, son mucho más interesantes las vivencias de nuestros ídolos, nuestras figuras reverenciadas, nuestros iconos de la cultura popular que de repente, vía blog y como por arte de magia, se transforman en personas de carne y hueso capaces de contarnos de forma inmediata los pormenores de sus vidas.


Blogs de famosos los hay para dar y tomar. Todos están ahí, al otro lado, y cada cual, según sus intereses, sigue con cierta frecuencia los de uno o los de otro. A mí por ejemplo me gusta mucho el de Vigalondo, tal vez porque además de informarnos sobre los diferentes acontecimientos que tienen lugar en su vida, parece intentar extraer de todo alguna conclusión útil, aunque luego se reduzca sólo a una frase ingeniosa. En su día, seguía también el de Kevin Smith, el de la Señora Mayor en la Pérfida Albión antes de que se lo cargara, y hasta el del gran William Gibson. Pero vamos, que si sus figuras de interés son otras, bien puede usted decantarse por quien coño prefiera. Ahí tiene usted a brillantes pensadores, filósofos e ideólogos como Paulo Coelho, Michael Moore, Nacho Escolar o Carlos Pumares, cuando no otros para gustos alternativos, ya se sabe, que si un Ynestrillas, un Pío Moa, un Anasagasti, un Ramoncín... De los de periodistas también hay unos cuantos que van desde lo profesional-alternativo-new age hasta lo bizarro total: que si un Punset, un Urdaci... Hasta Karmele Marchante tiene el suyo. Y luego, pues directamente el famoseo del corazón, la tele y el espectáculo: ahí están Tarantino, Barbra Streissand, cantantes como Ana Torroja, presentadores como Carlos Sobera o Buenafuente, supermujeres como la Kournikova, Pamela Anderson o la porno-star Dunia Montenegro... Para todos los gustos, vaya.


Es evidente que cuánto más famosa e idolatrada sea la persona más seguidores obtendrá su palabra sagrada plasmada en la plantilla virtual. Quizás por ello, ha llegado la hora de congratularnos, pues tenemos al fin la oportunidad de leer y seguir día a día el blog de la persona más famosa e idolatrada de la tierra. El líder de masas con más fieles a lo largo de la historia, el personaje más importante de toda nuestra especie. Me estoy refiriendo, obviamente, al mítico Jesús de Nazaret, aka Jesucristo, que lleva ya un tiempo haciéndonos ver mediante los posts de su blog que no es para nada un mito divino e inaprehensible, sino una persona cercana al pueblo y a los cristianos de a pie, un tío enrollado, majetón y con las mismas dudas y pajas mentales que tenemos todos. En su blog supercool nos hace partícipes, no sólo de la mesa celestial, sino de sus miserias cotidianas, como cuando tiene que ir al dentista a sacarse una muela, o cuando está nervioso porque tiene una cita con la mujer de sus sueños y todo le sale mal. A través de sus escritos conocemos entre otros a personajes presentes en la vida de Jesús a los que los Evangelios no han prestado la atención que merecían, como Karen, el cordero de Dios, o su amiga Trudy, la cajera del banco, secretamente enamorada de él sin que Jesús se dé cuenta. Algunos de los textos nos presentan al Jesús humano con sus debilidades, como cuando se queja del cajero inepto que trabaja en el supermercado (traduzco sobre la marcha):

O sea, que el tío ese de la caja, Terry, el que trabaja en el super, es un maleducado. Suelo tratar de evitar su caja, pero a veces en el resto de las cajas hay mucha gente en la cola, seguramente porque Terry es un grandísimo capullo, y yo odio tener que esperar. Hoy tenía mucha prisa, así que me he puesto en la cola de Terry. Y ha sido un GRAN ERROR. Sólo quería comprar un Lamb Chow para Karen, mi cordero, y Terry se ha puesto en plan "¿Qué? ¿Es para tu pequeño corderito bonito?", y yo en plan "¿Y qué pasa si lo es?". Y el tío suelta: "Bah, yo me como corderos como el tuyo para cenar". Y yo le digo "¿Ah, sí? Pues no vas a comerte a Karen, porque yo la amo". Y el tío en plan "¿Karen? Karen es un nombre estúpido para un cordero", y yo "¿Ah, sí? Pues Terry es un nombre estúpido para un hombre" (y lo es). Entonces se ha puesto hecho una furia, y me ha saltado "¿Ah, sí? Bueno, pues Jesucristo es un nombre estúpido para CUALQUIERA". Y le he respondido: "Sí, bueno, pero yo morí por tus pecados". Y él, "¿Ah, sí? Pues nadie te pidió que murieras por nuestros pecados, ¡así que deja de hacerte el mártir de una vez!". Y yo en plan, "Sí, vale, pero a ti SI que te pidieron que hicieras tu puto trabajo, ¿verdad? Así que cállate y dime qué te debo por el dichoso Lamb Chow" (...) Total, que al final me ha cobrado, y aunque creo que gané la discusión, mis sentimientos siguen heridos. De todos modos, ¿por qué tiene que ser Terry tan capullo?


O esa otra ocasión en la que nos descubre el verdadero origen de la Pascua y nuestra Semana Santa, al parecer muy poco del gusto de Nuestro Señor.

Resulta que la Pascua es este domingo y estoy un poco jodido. La gente siempre me dice lo mismo: "¡Eh, tío, este es tu día especial! ¡Alegra esa cara! Se supone que has resucitado y todo ese rollo." Claro, para ellos es fácil decirlo. Es como si vas donde alguien que ha sido violado y le dices, "¿Qué pasa, que todavía estás de bajón? Tío, que ya han pasado TRES DÍAS." Pero bueno, el caso es que por eso empecé con el asunto este del conejo de Pascua: para desviar la atención de MI. Vale que tampoco ha servido de gran cosa, porque ahora la gente no para de decirme "Eh, tío, ¿por qué hay un conejo repartiendo huevos? ¡Esto es absurdo!". Y sí, ya sé que no tiene ningún sentido, pero bueno, ¡es que ahí está la gracia! ¿Cómo puede ser que la gente no lo pille? Pero es igual, el caso es que me harté de oír las quejas de la gente, así que puse también unos dulces de esos de malvavisco, los que tienen forma de pollitos. Para que fueran pollos y no conejos. Pero por desgracia esa idea tampoco les gustó. Te dicen "sí, vale, los pollitos, pero ¿por qué tienen que estar hechos de malvavisco?". ¡PUES POR LA MISMA PUTA RAZÓN POR LA QUE LOS CONEJOS ESTÁN HECHOS DE CHOCOLATE! ¡POR DIOS! De verdad, odio la Pascua, es un coñazo terrible. Además, hoy he ido al supermercado y se les había agotado otra vez el pan de pita. La vida es una mierda.


Jesucristo nos va detallando también cómo consigue entretenerse en la aburridísima Semana Santa mientras el resto de la gente se da al recogimiento y a la oración:

Me he levantado tarde, me he tomado el café en el porche y he leído el último número de la revista Details, esa en la que sale Justin Timberlake. Pero claro, no hacía más que pasar gente diciendo eso de "¡Felices Pascuas, Jesús!", que para mí es como si me dijeran "¡Feliz crucifixión, Jesús!", así que al final he decidido ir al cine a ver si allí al menos me dejaban tranquilo. Por desgracia me he metido a ver la nueva peli de Tarantino y Rodríguez, esa de GRINDHOUSE. Por Dios, qué película más violenta. Bueno, no es tan violenta como una crucifixión, pero era bastante gore en general. Y además la copia estaba como rayada, se veía mal, pero cuando les he pedido que me devolvieran el dinero, el encargado va y me dice que "está hecha así a propósito, es como de arte y ensayo". En fin, gilipolleces.

De todos modos no me ha gustado la película y las chocolatinas me han dado dolor de estómago, así que he decidido encargar algo de comida para llevar al antro mexicano ese del barrio. Pero resulta que llamo, ¡y no contesta nadie! ¡Y eso que siempre están abiertos! "Qué raro", he pensado, y me he ido a casa andando. Pero justo cuando pasaba por delante del mexicano, me he dado cuenta de algo muy raro: el cocinero y toda su familia estaban allí dentro, ¡comiendo! Total que llamo a la puerta, ¡toc toc toc! El cocinero abre la puerta y me dice: "¿Puedo ayudarle en algo?". Y yo le digo: "Sí, claro, puede usted ayudarme ¡contestando al teléfono cuando llamo!". Y el tío se pone en plan "Oh, lo siento, señor, está cerrado". Y yo en plan "No, ¡no lo está! ¡Tu familia está justo ahí comiendo!". Y el tío me salta, "Señor, está cerrado. Estamos en Semana Santa". Y le suelto: "¿Ah, sí? ¿Y quién murió y os dijo que cerrarais en Semana Santa, si puede saberse?". El tío estaba un poco confuso, así que le he dicho: "De acuerdo, se lo diré de otra manera... ¿SABE USTED QUIÉN SOY YO?". Y bueno, el hombre se ha ruborizado un poco al darse cuenta de quién era... pero aun así no quería ponerse a cocinarme nada. Así que le he dicho: "mire usted, yo tuve que sufrir por ustedes y dejar que me clavaran DOS PUTOS CLAVOS enormes en mis muñecas con un martillo, así que lo MÍNIMO que USTED podría hacer por mí es servirme algo de su apestosa comida, ¿NO CREE?". Y bueno, parece que eso le ha convencido, así que se ha callado y me ha tomado nota del pedido: "¿Qué le apetece comer, señor?", y yo en plan "Eeeh, pues no sé... ¿qué tal una hamburguesa y unas patatas?". En ese momento me ha parecido que el tío estaba a punto de decirme algo... pero se lo ha pensado mejor. Pero bueno, el caso es que me he ido a casa y me he comido la hamburguesa, y he visto algunos episodios viejos de "Arrested Development" en DVD. No ha estado mal, después de todo."


Y de esta forma vamos siguiendo los diferentes episodios de su vida, como cuando se enamora de su dentista, la doctora Hovley, o cuando su cordero Karen esnifa pegamento y sufre una crisis de personalidad, o cuando encuentra una caja de zapatos repleta de cassettes grabados de la radio con canciones de los ochenta. Todos los posts, narren lo que narren, acaban cerrándose casi siempre con algún hecho que nada tiene que ver con el motivo principal de los mismos, pero que añaden una nota de cotidianeidad y normalidad a lo narrado, algo así como punchlines por contraste: "Hoy había una oferta de calcetines en el Target. Me he comprado seis pares. ¡Ha sido un día estupendo!"; o "Por cierto, ¿habéis oído el nuevo disco de Hilary Duff? No está mal. Además ella es muy guapa". Sucesos aparentemente banales, teóricamente irrelevantes. Son sin duda las partes de la vida de Jesús que se han omitido en los Textos Sagrados, por considerarlas quizás poco propias de su figura, o tal vez por el hecho de que no aportan nada a la verdadera trascendencia histórica de Cristo. Sin embargo, para nosotros como fieles, es de valiosa importancia conocer estos nimios detalles de la vida de Jesús como persona humana y hombre del pueblo. Del mismo modo que queremos conocer las pequeñas vicisitudes de Pamela Anderson o de Ramoncín. Queremos ver nuestro reflejo magnificado al comprobar que el de otras personas más ilustres que nosotros no es tan lejano a la vida triste y miserable que conocemos. Que en realidad, perfectamente podríamos ser nosotros quienes estuviéramos ahí arriba, en el escenario, en el púlpito o en la cruz. Tal vez se refieran a cosas como esta cuando dicen eso de que con Internet ya no hay distancias: a que da igual estar allá arriba que estar aquí abajo, porque al final, todos tenemos la misma capacidad de dejar constancia pública de lo lamentables que son nuestras vidas.


Labels: , , ,

8 Comments:

At 5:17 PM, Anonymous Dani said...

Mi blog es de los de autopromoción "profesional", y mucha mucha gente la verdad es que no me visita, pero cuando alguien me deja un comentario por allá siempre me llena un poco el ego, así que todos contentos.

De los más personales pues todo es cosa de la gracia que tenga cada uno para escribir.

Hay un blog que no sé si conoces, de un señor mediofamoso (Josh Friedman, guionista de La Dalia Negra y La guerra de los mundos)que además escribe muy bien y muy divertido:

http://hucksblog.blogspot.com/

Es recomendable su trilogía de posts sobre la Drunk Fucking Lesbian (abreviado DFL), lo os de The Koepp and I, entre otros.

 
At 6:42 PM, Blogger Aura said...

xD

Como buena cristiana me encanta este Jesucristo de estar por casa. Siento que lo tengo más cerca, no sé.

Y sobre los blogs, qué decir... El mío es cierto que reafirma mi ya de por sí hinchado ego. Como decía el señor Wilde, me encanta llevar algo apasionante para leer en el tren, por eso siempre llevo mi diario :)

 
At 7:32 PM, Blogger SisterBoy said...

El mio lo dedico ha hablar de cosas de las que no puedo hablar normalmente en la first life.

Por cierto entre los blogs famosos se te olvidó el de Lucia Etxebarria

 
At 8:59 PM, Blogger Thea Von Harbou said...

Ha Ha Ha! ¿Y este blog en que categoría entra? dentro de poco en la de famosos ilustres, fijo!

 
At 10:26 PM, Blogger The Big Kahuna said...

Gracias, Dani, el blog de Friedman se antoja divertido. Apuntado queda, para el ocio laboral.

Ni puta idea tenía de que la Etxebarria tenía blog, gran omisión sin duda. Mientras no sea también un blog intertextual...

 
At 5:31 PM, Blogger Ilse said...

Vigalondo? Punset? ¿A eso le llamas tú famosos? Claro que molaría el blog de un famoso, pero los blogs de famosos no los escriben los famosos, así que para eso me leo los de mis amigos, que por lo menos me entero de cómo les va.

 
At 8:57 AM, Blogger skatterbrained kat said...

El blog de Etxebarria estaba bien. Comentaba temas como los de su columna, daba detalles interesantes de su trabajo e incluso iba publicando extractos de su próximo libro (el de ahora, Cosmofobia).

http://www.lucia-etxebarria.com/diario/

Dejó de escribir ella en persona pq la empezaron a trollear de forma agresiva y se emparanoió pq había dado demasiados datos personales.

 
At 6:19 AM, Anonymous 徵信社 said...

I love it! Very creative!That's actually really cool.
謝謝你的文章分享,請你有空到我

參觀,Thanks

 

Post a Comment

<< Home